Prestamos en 5 minutos ¿Realidad o bulo?

La televisión todos los días nos bombardea con spot publicitarios donde nos ofrecen préstamos bancarios con solo entrar en una web y hacer unos pocos clics: Simplemente con pedirlo nos lo conceden, pero dicha facilidad y rapidez para concedernos dinero a préstamo. Hasta aquí todo parece de color de rosa pero ahora vamos a desmenuzar al detalle todo lo que esconde los créditos online.

conseguir dinero rapido

Para tratar que esconde los préstamos al consumo haremos una pregunta directa pero muy sencilla: ¿Es verdad o es mentira?

Es verdad porque:

  1. En 10 minutos existen empresas que te prestan el dinero.
  2. Con rellenar un par de formularios te aprueban la solicitud.
  3. No tienes que moverte de casa para solicitar el préstamo.
  4. No hacen preguntas en qué te vas a gastar el dinero
  5. Reducen al máximo los trámites y gestiones

Es mentira porque:

  1. A veces los requisitos que exigen no se pueden cumplir:
    1. Presentar nóminas que justifiquen que se tienen ingresos regulares.
    2. No figurar en listados de morosos, aunque sea por impagos a las malditas operadoras de telefonía móvil

Inconvenientes de los Préstamos Rápidos

El gran inconveniente son los altos intereses que aplican (ellos los llaman honorarios) superando en muchas ocasiones el 3.000%. En muchos casos el TAE aplicable dobla al que cualquier oficina bancaria de barrio oferta a sus clientes.

El Banco de España no regula de forma explícita los límites máximos de interés a aplicar y de ello se han aprovechado las diferentes entidades del sector.

Consejos a seguir para solicitar un micro crédito inmediato online

Si necesitas pagar una reparación de un electrodoméstico, una multa de tráfico o cualquier otra deuda urgente que no se pueda aplazar su pago, debes atender a las siguientes recomendaciones:

  • Comparar las condiciones que te ofrece una entidad con otras del sector consultando las condiciones en comparadores de créditos al instante como http://prestamosrapidosweb.com/inmediatos diseñados especialmente para que de un simple vistazo veas los pros y contras de cada tipo de crédito online.
  • Debes leer contrato que te envíen de forma detallada y pausada, fijándose especialmente en los apartados de las prórrogas y de los intereses a aplicar por impago o mora
  • Actuar de forma responsable, sabiendo que si aceptas dicha oferta, deberás cumplir en su devolución en los plazos de tiempo previstos.

¿Por qué hay tanta gente que los usa?

Este tipo de préstamos personales se han popularizado porque se conceden sin aval ni engorrosos papeleos y se hace todo el proceso a través de teléfono o internet, sin tener que moverte de casa.

El no tener que acudir a tu oficina bancaria, ni dar engorrosas explicaciones ni en el banco ni a tus familiares (en el caso de que acudieras a ellos) hace que sea la opción más usada por personas que están pasando graves apuros económicos a costa de empeñarse aún mucho más porque como he dicho los intereses que aplican están muy por encima de lo que debiera considerarse como normal.

Sentencia del Tribunal Supremo sobre los Créditos Rápidos

Recientemente el tribunal Supremo ha sentenciado a favor de un cliente que recurrió una sentencia ante el Supremo después de que fuera sentenciado desfavorablemente antes varios juzgados de Cataluña en su disputa judicial con el Banco Sygma Hispania por un préstamo concedido en el año 2009.

Después de varios litigios ha conseguido que el Supremo resuelva a su favor aplicando la ley contra la represión de la usura de 1908.

Esta sentencia pone en entredicho la forma de actuar de las diversas de créditos online que presumen de rapidez pero que conllevan la carga de un tipo impositivo superior al doble con que se rige el mercado crediticio.

¿Es lo mismo un crédito que un préstamo?

Cotidianamente se habla de forma indistinta de estas dos realidades financieras aunque realmente no lo son, porque mientras el crédito realmente se trata de una línea de crédito, donde el solicitante tiene a su disposición el dinero concedido, y lo puede o no usar, pudiendo devolverlo antes de tiempo con lo que se podría ahorrar una cantidad importante de dinero en concepto de intereses.

Las cantidades de dinero suelen ser pequeñas, en muchos casos no sobrepasan los 1000 euros y se conceden por un breve espacio de tiempo, en torno a los 30 días.

En cambio en el préstamo, se hace una entrega material de la totalidad de dinero y el prestatario tiene que devolverla en la fecha señalada junto con los intereses a acordados. Suele requerir de una tramitación más engorrosa ya que los importes económicos que se prestan son mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *